Miercoles, 21 de Noviembre de 2018
24.09.2018
Carta abierta al Frente Amplio y su Militancia
Por Cristián Cuevas Zambrano

Siento orgullo de ser uno de los impulsores del proyecto político que denominamos Frente Amplio. Es por esta razón que he sido prudente en no abordar públicamente, hasta ahora, las tensiones suscitadas dentro de nuestro conglomerado. Con la misma prudencia, he decidido entrar al debate y hacer público mi punto de vista respecto del impasse que enfrenta el Frente Amplio durante las últimas semanas.

Se equivocan quienes pretenden reducir la diversidad del Frente Amplio a un esquema dicotómico de “dos almas”. Quienes estamos en contacto con la base del Frente Amplio sabemos que reducir nuestras diferencias a 2 sectores (uno moderado y otro más radicalizado de izquierda) es una falta de respeto.

En el Frente Amplio convergen luchas e identidades diversas que desbordan el eje derecha-izquierda, como son el feminismo, la diversidad sexual, el ambientalismo, la causa mapuche, el No+AFP, los movimientos estudiantiles, sindicales, etc.
Esta diversidad de intereses e identidades convergen en el Frente Amplio en torno a una idea central: La conformación de un bloque político que gobierne Chile con el propósito de SUPERAR el NEOLIBERALISMO.

La superación del neoliberalismo en Chile es una responsabilidad histórica que asumimos con esperanza y mucho realismo ya que sabemos que enfrentará la más férrea oposición de intereses nacionales e internacionales altamente comprometidos en hacer lo posible para que no haya ninguna transferencia de poder al mundo popular, al mundo del trabajo y a las capas medias precarizadas de nuestra sociedad.

Enfrentamos una poderosa minoría que no dudará en hacer uso de todos sus recursos y medios para que todo siga tal como está. El realismo con que enfrentamos esta tarea nos exige, nos obliga, a construir UNIDAD política.
No hablo de una unidad ingenua, que tienda a borrar nuestras diferencias. Hablo de una unidad madura, que entienda que HACER POLÍTICA implica necesariamente que seamos capaces de enfrentar y gestionar nuestras inevitables contradicciones.
La tarea histórica del Frente Amplio sólo se puede cumplir si logramos construir una AMPLIA mayoría social. Con ese objetivo en mente es que soy enfático en recalcar que NADIE SOBRA DENTRO DEL FRENTE AMPLIO.

Cierro esta carta abierta manifestando una preocupación. A mi juicio, el debate de los últimos días en el Frente Amplio ha tenido un inaceptable tono cupular, alimentado por la prensa hegemónica, y que va en la dirección contraria de la forma de hacer política que tratamos de imponer.

En esto no nos podemos perder: No construimos el Frente Amplio para consumar maquinaciones políticas a espaldas del pueblo. Estamos para hacer política de cara al país y a la militancia frente amplista.

No debemos olvidar que el Frente Amplio nació con la vocación de gobernar Chile. Asumir la gobernanza futura nos pone la tarea de crear mecanismos de deliberación interna en los que no estén representadas sólo las direcciones políticas. Necesitamos crear mecanismos de participación incluyente, capaces de contener toda la diversidad social y política que sustenta el proyecto frente amplista.

El Frente Amplio debe ser capaz de abrir los salones cerrados en donde hasta ahora se ha hecho política en nuestro país. Y no sólo se trata de abrir espacios para que entre “aire fresco”. Se trata de abrir espacios para que ingrese el pueblo con toda su diversidad y creatividad, con todas sus experiencias de lucha social y política y con toda la memoria de quienes caminaron y lucharon antes que nosotros y nosotras.

Con fuerza y esperanza, el Frente Amplio avanza.
OTRAS NOTICIAS
Revista Política Salvaje

Revista Política Salvaje N°10

Ver anteriores
Fundación Emerge
fundacionemerge.cl
www.fundacionemerge.cl - 2018